Saltar al contenido
Resuelve tus dudas
¿Qué son los residuos orgánicos?

Los residuos orgánicos son básicamente aquellos compuestos de materia biodegradable como restos de fruta y verdura, de carne y pescado, cáscaras de huevo, de marisco y de frutos secos, otros restos de comida, posos de café e infusiones, tapones de corcho (sin añadidos de plástico u otros materiales), cerillas y serrín, papel de cocina sucio, servilletas de papel usadas y pequeños restos de jardinería.

¿En que consiste esta separación de residuos orgánicos?
Consiste en que los residuos que antes eran depositados en el contenedor verde o de fracción 

resto, ahora deben separarse en dos fracciones. Por una parte  los residuos orgánicos que ahora deben depositarse en el contenedor de tapa marrón, y que una vez reciclados puede obtenerse biogás y compost o fertilizante natural. Por otro lado el resto de residuos no reciclables, llamado fracción resto y que debe depositarse en el contenedor de color gris.

¿Por qué debo separar los restos orgánicos?

Al separar de este modo, la cantidad de residuos de la fracción resto es menor, disminuyendo la carga del vertedero y aumentando, por tanto, su vida útil. Del mismo modo, el residuo que acaba en el vertedero es más estable, facilitando su gestión, y es menos contaminante al no tener carga orgánica y generar menos lixiviado.

 Además, la separación de los distintos residuos permite disminuir la contaminación de los ecosistemas y la emisión de gases de efecto invernadero, que contribuyen al cambio climático.

¿Cómo son los nuevos contenedores de los residuos orgánicos?

Los nuevos contenedores de la fracción orgánica son grises con la tapa de color marrón. La apertura de estos contenedores es mediante llave que deberás solicitar en tu ayuntamiento.

 El contenedor de restos (antes de color verde), donde se depositan los residuos no reciclables, pasa a ser  gris con la tapa a su vez gris.

¿Dónde se van a ubicar los nuevos contenedores?

Se encontrarán ubicados donde los contenedores de fracción resto de color gris  y de recogida selectiva.

Un total de 9.000 habitantes de todo el municipio forman parte de las zonas pioneras, las cuales se encuentran repartidas por los siguientes distritos: Ciaño, Sama, La Felguera y Riaño.

También forman parte el tejido comercial situado en estas zonas, en concreto aquellos negocios que sean generadores de residuos orgánicos, por ejemplo, 

bares y restaurantes, aunque no solo este tipo de comercios.

Para una respuesta más precisa, se ruega consultar la página web www.langreo.as. En ella, se incluye una relación de las situaciones de todos los contenedores ubicados en el concejo.

Los ciudadanos participantes serán informados sobre el proceso de separación de la nueva fracción y se les entregará la llave y el “kit de la orgánica”.

Forman parte de este proyecto grandes generadores de residuos orgánicos, como hoteles, hospitales, mercados y otras instalaciones de diversa naturaleza, que serán informados convenientemente.

La participación de los vecinos y comerciantes de las zonas seleccionadas es muy importante para ayudar a la eficacia de la separación y servirá de referencia para la extensión de la recogida separada de esta fracción al resto del concejo en los próximos años.

¿Cómo puedo conseguir un kit de la orgánica?

Si eres un particular ponte en contacto con tu Ayuntamiento y  podrás pasar a recoger tu   “kit de la orgánica”.

¿Los excrementos de animales domésticos y las arenas para gatos van al contenedor marrón de la orgánica?

No. Los excrementos y las arenas para gatos van al contenedor gris de tapa gris (resto).

Aunque son biodegradables, los excrementos no se pueden mezclar con los residuos orgánicos porque pueden contener microorganismos que pueden permanecer en estos materiales a pesar del proceso de compostaje. Para evitar riesgos sanitarios, hay que depositar estos residuos en el contenedor gris de tapa gris  (resto).

Las arenas para gatos tampoco se pueden mezclar con la orgánica porque están hechas de materiales inorgánicos.

¿Por qué los pañales no se consideran residuo orgánico?

Los excrementos y la celulosa que contienen los pañales sucios son orgánicos, los demás componentes no lo son. Al estar mezclados con el absorbente, son muy difíciles de separar y, por lo tanto, de reciclar. Por eso se considera que los pañales no son un residuo orgánico y se deben tirar en el contenedor gris (resto).

¿Los tapones de corcho pueden ir al contenedor marrón?

Sí, ya que el corcho también es biodegradable; es un producto natural que proviene de la corteza del alcornoque y se trata sin usar compuestos químicos: se extrae la corteza del árbol y se hierve en agua dos veces antes de perforarla para hacer los tapones.

Los tapones que no se incluyen son los que tienen origen sintético (están hechos de material plástico o silicona) y los que tienen una pieza de plástico en la parte superior.

¿Qué se consideran pequeños restos de jardinería?

Se consideran pequeños restos de jardinería los ramos de flores, el césped cortado, hojas muertas y restos de hojarasca, pequeños tallos de plantas ornamentales, etc.,  siempre que se produzcan en pequeñas cantidades. Se excluyen, por lo tanto, ramas y troncos leñosos, que hay que llevar a un punto limpio.

¿Las servilletas usadas y el papel y los cartones sucios de comida o aceite se tiran con la orgánica?

Tanto las servilletas como el papel y el cartón se pueden tirar en el contenedor de orgánica solo si están sucios de restos alimentarios. Se pueden depositar en este contenedor porque tanto el papel como el cartón están hechos de celulosa, material vegetal biodegradable. No pueden ir a la orgánica si están sucios de productos no alimentarios, por ejemplo, de pintura.

¿Las cápsulas de café pueden echarse en el contenedor de orgánica?
Se puede tirar el poso del café, pero no las cápsulas porque son de plástico o de aluminio.
¿Cómo deposito mis residuos orgánicos en el contenedor marrón?

Debe depositarse en una bolsa cerrada para evitar malos olores y, si es posible, en horario nocturno.